¿Se pudo haber evitado el ciberataque?